Supona

El clorfenvifós, principio activo del medicamento veterinario SUPONA (clorfenvifós 20 % / Esteve Laboratorio), es uno de los compuestos más peligrosos y frecuentemente encontrado en los análisis de residuos en todo tipo de ceras de abeja (láminas, panales, cerón…). Su uso está exclusivamente indicado para tratamientos frente a garrapatas, pulgas y piojos en perros de compañía. Su uso no está autorizado en abejas y tampoco en otros animales como ovejas, vacas, cabras o cerdos, que en algún momento irán al matadero para consumo humano, debido al alto poder residual y toxicidad de este compuesto para el ser humano (¡Imaginaos el producto dentro de la colmena, sobre la miel!). Su uso por los apicultores para el tratamiento de la varroosis está muy extendido. El número 2/2009 de la revista Journal of Apicultural Research publica una nota sobre un estudio realizado en Italia por Noberto Milani, Giorgio Della Vedova y Marco Lodesani (marco.lodesani@entecra.it), que tratan de evidenciar la aparición de resistencias a este producto por parte del ácaro varroa y la determinación de la LC50. No parecen haber surgido aún estas resistencias en Italia, aunque han puesto de manifiesto que el clorfenvifós tiene una potencia como acaricida 50 veces superior al coumaphos. Esto y su uso en preparaciones artesanales podría ser la causa de su altísima persistencia en cera, debido a una posible sobredosificación que pudiera estarse produciendo, ya que su dosis para varroa sería mucho menor que por ejemplo la del coumaphos. Esto explicaría la gran cantidad de residuos de clorfenvifós que se detectan en cera de abeja y advierten que por ello también podría tener importantes efectos biológicos sobre las abejas.

No hay tags para este artículo
line
footer
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes